Las últimas 21 horas peor invertidas en lo que llevo de vida

La semana del 7 al 14 de diciembre (excepto el domingo 13) tuvo lugar en la preparatoria de la institución donde laboro algo denominado Plan Piloto, que consistió en impartir asesorías a los alumnos con bajo promedio en matemáticas, química y español, que habían ingresado con promedio bajo de sus escuelas de origen, y que eran de nuevo ingreso a nuestra prepa. Todo esto, para prepararlos para presentar los exámenes finales. Yo estuve encargado de impartir las asesorías de matemáticas.

Dichas asesorías estaban divididas en tres grupos: Matemáticas I (primer semestre), Matemáticas III (tercer semestre) y Cálculo Diferencial (quinto semestre), cada uno con sesiones de tres horas cada día.

Las sesiones me parcecieron muy buenas, ya que los alumnos de los grupos de Matemáticas I y Cálculo Diferencial se mostraron interesados y participativos. Todos ellos con ganas de aprovechar estas sesiones. Lamentablemente, los alumnos de Matemáticas III fueron la excepción.

Estos alumnos faltaron a varias sesiones, y cuando se dignaban a hacer acto de presencia, no ponían atención a la explicación. Algunos estaban confiados en que, según ellos, ya sabían los temas porque habían resuelto algunos ejercicios (y, según pude observar, mal resueltos), además, cuando les preguntaba algo, muchas veces no podían contestar o lo hacían incorrectamente. Algunos, incluso, llegaron a encender sus laptops para jugar en ellas. Otros ni siquiera se esforzaban, ya que, por lo que alcancé a escuchar, necesitaban más de 100 (en una escala de 0 a 100) para aprobar el curso.

Definitivamente, los alumnos deben QUERER aprender, ya sea por interés en la materia, o, al menos, para aprobar el curso. No se puede hacer mucho por alguien que está empeñado en no aprender.

Hay algo que me molesta aún más. Dos de mis alumnos tutoreados, integrantes del equipo femenil de basquetbol, los cuales he mencionado anteriormente, que me parecen alumnas excelentes, pudieron haberse beneficiado si pudieran haber tomado dichas sesiones. Lamentablemente, no calificaban para dicho programa, ya que tenían buen promedio de sus escuelas de origen. Estoy seguro que hubieran apreovechado la ayuda al máximo. Todo esto es realmente frustrante.

Anuncios

Un pensamiento en “Las últimas 21 horas peor invertidas en lo que llevo de vida

  1. Pingback: (Otra vez) Un pequeño respiro « El aprendiz de maestro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s