Archivos Mensuales: agosto 2010

Differential Calculus – Week 3

Comparto las transparencias de la semana 3 de mi curso de Cálculo diferencial:

Como se puede apreciar, es un repaso de funciones, además de iniciar con el tema de funciones seccionadas.

El día viernes de esa misma semana, apliqué un examen rápido a mis estudiantes. El examen incluía obtener gráfica, dominio y rango de las siguientes funciones:

y = sin(x - \pi/2) - 2

f(x) = e^{x-3} - 2

$latex f(x) = \left\{ \begin{array}{c l} -2 & x < -2 \\ \sqrt{4-x^2} & -2 \leq x \leq 2 \\ 2 & x > 2\end{array} \right.$

Y algunas preguntas de falso y verdadero como:

a) Una función es un conjunto de pares ordenados.

b) El dominio de la función y = e^x es x \in R.

c) El dominio de la función y = sin(x) es [-1, 1].

Los resultados fueron casi los mismos que en el examen pasado, es decir, malos. No entiendo por qué, siendo que ha sido un repaso de sus cursos previos de matemáticas.

Esta semana he iniciado con un repaso de gráficas de funciones. Formas básicas como la gráfica de y = x, y = e^x, etc. He estado pensando que tal vez debí iniciar con este repaso rápido de gráficas de funciones, para después abundar un poco más en él. Pero, siendo que, como mencioné, esto era un repaso bastante sencillo, no esperaba este tipo de resultado.

Esto es algo que tal vez deba corregir en mis clases de este curso. Si Dios quiere, en las siguientes oportunidades, iniciaré con este repaso rápido de funciones, para después elaborar más en el tema.

Por lo pronto, espero que este repaso ayude a mis estudiantes a mejorar su desempeño. Esto lo estaré comentando más adelante en este espacio.

Anuncios

“La lectura, un desastre”

Es el título de la última columna de Rafael Pérez Gay, publicada en el diario El Universal.

A continuación reproduzco in extenso esta excelente columna:

Como si nos hiciera falta algún desastre, las declaraciones del Secretario de Educación no pudieron ser más pesimistas. Alonso Lujambio nos recordó que siete de cada diez niños en edad de cursar primaria y secundaria no saben leer, no comprenden lo que leen, cuando leen, agregaría yo para completar el cuadro dramático. El rezago le deja a uno los pelos de punta: el 70% de los niños lee por debajo del estándar que marca de 35 a 170 palabras por minuto. Es decir, los niños no leen, balbucean. Por si fuera poco, el secretario Lujambio nos informa que el promedio anual de lectura de los mexicanos está por los suelos: un promedio 2.9 libros por año. Los españoles leen 7.7 libros anuales, los alemanes 12 por año y los argentinos 3.5. Me asombra la cifra argentina que yo me la imaginaba más alta. O el porcentaje está mal calculado o los argentinos son unos chantas. No me respondan.

Estos números no son nuevos; la novedad, en todo caso, consiste en que el secretario los ponga en la mesa pública y reconozca que el tren de la incultura nos pasó por encima. Y de nuevo el silicio: ¿estamos condenados a ser un país de idiotas? Mientras leía el informe Lujambio recordé el informe Fumaroli. El ensayista francés Marc Fumaroli escribió hace algunos años uno de los libros más provocadores e inteligentes sobre las artes y sus relaciones con el poder, el gobierno, las burocracias: El Estado Cultural (El Acantilado, 2006). Cuando se publicó en Francia generó una intensa polémica sobre los beneficios y los excesos de la intervención del Estado en la gestión de las artes. Este polemista ha puesto en un párrafo la fibra última del rezago educativo, la crisis de la lectura, en fin, la incultura y sus relaciones con el gobierno: “Si el Estado pretende democratizar la cultura, y quiere hacerlo sin tener el control de la televisión, no hará nada, porque hoy no son los libros los que forman a la gente, sino la televisión, que los más jóvenes miran tres y cuatro horas. Desde luego es paradójico tener un Ministerio de Cultura y no dotarlo de autoridad sobre la televisión”. Estoy convencido de que las malas noticias que ha hecho públicas Lujambio se desprenden en buena medida de esa obviedad no tan obvia que Fumaroli escribió hace algún tiempo. Sin un compromiso serio de las televisoras, sin el reconocimiento público del papel que la televisión juega en la educación, los avances del gobierno irán a parar al cesto de la basura. El Estado tiene mucho qué hacer para mejorar sus políticas publicas, pero no podrá hacerlo en solitario.

En materia de fomento a la lectura no damos una. Por lo demás, no deja de ser bochornoso que cuando un programa ha tenido éxito, los encargados de mejorarlo, lo desmantelen. Así ha ocurrido con las Bibliotecas de Aula y Escolar. Con todos los asegunes que se quiera, el Programa reactivó a la muy venida a menos industria de las artes gráficas, irrigó dinero al mundo editorial y, sobre todo, llevó libros a las aulas y acopió con ellos modestas bibliotecas en cada escuela. Edith Bernáldez, directora de Materiales Educativos de la SEP, ha desactivado ese programa hasta casi desaparecerlo, sobrevive en su mínima expresión. Un desastre. En cambio, el Estado insiste en constituirse en casa editora. ¿Necesita México un Estado-editor de las dimensiones colosales como el que se ha se construido en los últimos años? Repito que no, que es un dispendio. Los editores necesitan a gritos un Estado competente, no un Estado competidor.

Durante años, mi trabajo me ha llevado por diversas oficinas públicas dedicadas a la cultura, a la promoción, a la edición de libros pensionada por el Estado. Por cierto, en un país de 2.9 libros al año, la gran mayoría de los libros editados por el Estado no circulan. ¿No es una locura? Regálenlos, en serio. En una de esas salas de juntas me reuní hace años con Sylvia Ortega, en aquel entonces subsecretaria de Educación del Distrito Federal. Recuerdo que en esa ocasión me dijo que “esa cosa” de comprar libros para regalarlos o meterlos en bibliotecas le parecía una barbaridad. Ella estaba convencida de que los maestros y los alumnos deben comprar sus propios libros, sólo así brotarían lectores de la dura piedra educativa. Ortega ocupa ahora la rectoría de la Universidad Pedagógica Nacional. La universidad, el SNTE y la UNAM capacitarán a 200 mil profesores para incrementar su calidad educativa. La verdad, no quisiera asomarme a la biblioteca de la UPN.

Verdaderamente, algo para reflexionar.

“Keep Moving Forward”

Es el título de la última entrada del blog de Ross Enamait.

En ella, nos comparte el siguiente video, el cual presenta un discurso de la película más reciente de Rocky:

Aquí está, además, la escena de donde se toma dicho discurso:

Creo que para alguien que tiene tanto trabajo planeando clases, impartiéndolas, dando asesorías a alumnos que están en sus clases y otros que no, y que en este semestre debe terminar su tesis de maestría de una vez por todas e iniciar el 2011 como Máster (si Dios quiere), esto le viene muy bien.

Ahora debo encontrar inspiración en el discurso mencionado y en la siguiente cita, de Ralph Waldo Emerson, que Enamait incluye en su entrada:

We acquire the strength we have overcome.

Differential Calculus – Week 2

Presento a continuación las transparencias de la segunda semana de clases de mi curso de Cálculo diferencial en el Pizarrón Electrónico:

Como se puede ver en la última transparencia, apliqué un examen rápido a mis estudiantes, con los temas que se muestran en la presentación, excepto la parte de funciones trigonométricas. Aquí está el examen:

Recién hoy terminé de calificar dichos exámenes, y los resultados no son nada buenos. Para terminar pronto, el promedio de uno de mis dos grupos fue de 58/100.

Por lo regular, los estudiantes tienen cierta dificultad en los cursos de Cálculo diferencial, pero este pequeño examen no trató de los temas propios de Cálculo diferencial (límites, derivadas, optimización, etc.), sino de temas de Precálculo, que mis estudiantes, al menos en teoría, conocen bien.

He estado pensando que la manera en que abarqué estos temas estuvo equivocada. Quise imitar un poco el estilo de Darren Kuropatwa y Dan Meyer, en el sentido de usar las oportunidades de interactividad que proporciona el pizarrón electrónico, o el proporcionar copias a los estudiantes para que trabajaran junto conmigo. Tal vez no debí enfocarme mucho en este tipo de actividades, siendo que trabajamos con temas que ellos ya conocían, y hacerlo que una manera más “tradicional”, por así decirlo, y explicar algunos ejemplos para después hacer que mis estudiantes trabajaran con ejercicios. Muchos ejercicios.

Tal vez este tipo de actividades, más interactivas, deban hacerse al cubrir temas nuevos, cuando se están explicando conceptos nuevos para el estudiantes.

Es algo en lo que tendré que reflexionar, si quiero que mis estudiantes aprendan de manera significativa, y les resulte provechoso mi curso de Cálculo. Este es mi principal objetivo.

“Entrevista a Hernán Rivera Letelier”

Encontré, en el excelente blog del profesor Benedicto González, esta entrada que a continuación reproduzco in extenso:

En el número 107 de la Revista Ventanal aparece una interesante entrevista al destacado escritor chileno Hernán Rivera Letelier que me parece interesante compartir con Uds., por los vinculos que ofrece esta breve conversación literaria con la educación.

“Piola”, como dirían los jóvenes, pero sólido es este escritor pampino nacido en 1950. Autor de “La reina Isabel cantaba rancheras”, “Los trenes van al purgatorio” “Santa María de las flores negras”, “La contadora de películas” y “El arte de la resurrección”, con el cual acaba de ganar el Premio Alfaguara. Aún así, no se cree el cuento de la fama. sólo sabe que es un hombre sensible que ha aportado (y mucho) al rescate del alma chilena. Por ello sería justo que fuera nuestro Premio Nacional de Literatura, ¿por qué? Simplemente porque se lo merece con creces. A ver qué dice a los profesores…
Tiene sentido que un alumno en situación de vulnerabilidad se acerque a la literatura?

¡Por supuesto que tiene sentido! Y no sólo leer literatura chilena, sino cualquier buena literatura. La persona que comienza a leer un buen libro no es la misma que lo termina, en el intertanto algo cambió dentro de ella, algo se metamorfoseo para bien.

“De no haber visto todo el cine que vi, yo no escribiría como escribo”, dijo en una entrevista. ¿Qué otras cosas hizo que lo convirtieron en el Premio Alfaguara?

El deseirto me enseñó a conocerme a mí mismo, a estar conmigo, a conversar conmigo, a soportarme a mí mismo. Y eso es fundamental para el artista. Creo que eso le falta a la gente actualmente. ¿Se han dado cuenta de que cuando llegan a su casa y no hay nadie, lo primero que hacen es prender la televisión, la radio o meterse en internet?

“El pampino es un tipo que se quedó sin raíces. Estamos condenados a no poder recorrer nunca más las calles de la infancia”, confesó en la misma entrevista. ¿Para qué las raíces?

Alguien dijo: mi patria es mi infancia, y yo adhiero a esa idea. Creo que la infancia y el recuerdo de ella es fundamental en el destino del hombre. A todos aquellos que ya no podrán recorrer las calles y las plazas de su infancia, les digo que apelen a la memoria, que la recuerden, que la escriban, que la canten, que la pinten, que la esculpan. La infancia no debe morir dentro de nosotros.

¿Qué recomienda para alentar a esos profesores que sientesn que es muy difícil fomentar la lectura?

Proveer a la biblioteca de la escuela con buenos libros. Invitar periódicamente a escritores a conversar con los alumnos. Hacer concursos de poesía, de cuentos, de fábulas. Leerles o contarles historias. La clase que nunca he olvidado en toda mi vida, fue cuando, a causa de un fallecimiento de un papá, no nos hicieron la clase que nos correspondía y nos leyeron un trozo del libro “Corazón” de Edmundo de Amicis.

¿Ha tenido contacto con estudiantes en torno a la literatura?

Gracias a un proyecto de responsabilidad social de Soquimich, en estos cuatro años he conversado con más de 3.000 alumnos de Antofagasta e Iquique. Muchos estudiantes me han dicho que antes de ir yo a sus escuelas, pensaban que estaba muerto. Lo mismo que yo pensaba cuando niño: que todos los poetas estaban muertos.

Artículos relacionados:

Romance del duende que me escribe las novelas, de Hernán Rivera Letelier

Differential Calculus – Week 1

Presento a continuación la presentación en Slideshare de la semana 1 de mi curso de Calculo Diferencial:

Creo que tengo muy buenos Opener’s, además de que implementé, en el repaso de factorización la Estrategia de Factorización que había comentado antes, creo que con buenos resultados. Sin embargo, tal vez pude aprovechar mejor la interactividad del Pizarrón Electrónico.

Es algo que, en estos momentos, mientras preparo la presentación de la semana 2, estoy implementando.

Comentaré los resultados en este espacio.