Crisis profesional #2

Ya había comentado antes que copiaría, en lo posible, los hábitos laborales del profesor Dan Meyer.

Pues bien, este semestre, al menos hasta el día de hoy, he estado más desocupado que en semestres anteriores. Ya no he estado todo el día, desde que salgo de clases hasta que salgo de trabajar, metido en asesorías.

Esto me ha permitido, junto con la ayuda de mis dos excelentes estudiantes becados, quedarme trabajando, no en una cafetería, sino en mi oficina y dejar prácticamente listas las clases del día siguiente, en el pizarrón electrónico, antes de que salga de trabajar, a las 6 pm. Aunque me temo que después de los resultados del primer parcial me empiecen a asignar alumnos para apoyarlos, quitándome ese tiempo valioso de preparación de clases.

Recientemente, releyendo el blog de Meyer (siempre regreso a él en busca de inspiración), recordé algunas entradas donde decía que trabajaba de 7 am a 12:30 am, y que se levantaba una hora antes de lo habitual para ir a su cafetería, Coffee Cat, y hacer cualquier cosa que no estuviera relacionada con el trabajo. Después asistía a trabajar a su escuela, y repetía esa rutina, la cual recomendaba ampliamente.

Creo que si copio esa rutina, me servirá bastante. Veo al menos dos beneficios: 1) Podré adelantar gran cantidad de trabajo en esas horas, en mi oficina o en casa, y 2) estaré completamente depierto y dispuesto para iniciar el día al levantarme una hora antes y hacer algo que no esté relacionado ni remotamente con mis clases, como leer algún libro, blogs, escribir, etc., en casa, antes de ir a trabajar.

Por otro lado, leyendo el blog del profesor Sam Shah, encontré tres recomendaciones, dirigidas a nuevos maestros, pero que pienso que son útiles a cualquier maestro, sin importar el tiempo que lleve en la docencia:

1. Tomar los sábados libres, es decir, no trabajar esos días.

2. Hacerse de buenos amigos maestros, de tal manera que siempre tengamos a quien recurrir en busca de consejo.

3. Tener alguien de confianza con quien desahogarnos, de tal manera que no se acumulen altos niveles de tensión dentro de nosotros.

También implementaré estos consejos. Lo haré de esta manera:

1. Tomaré los sábados libres de planear clases, y lo dedicaré a preparar mi tesis de maestría. De todos modos, muchas veces he tenido que levantarme temprano por juntas o talleres, invirtiendo gran cantidad de horas en ello, así que he decidido dedicarlos  definitivamente en la conclusión de mi maestría.

2. Acercarme a mis colegas maestros. Esto será especialmente útil, no sólo por las razones que da el profesor Shah, sino para buscar apoyo en cursos de capacitación y otras tareas.

3. No cuento en este momento con alguien de confianza en mi trabajo, pero cuento con mi familia, que siempre ha estado más que dispuesta a apoyarme. Tal vez más adelante llegue algún colega maestro que pueda ser un amigo. Por lo pronto, ya cuento con un gran apoyo incondicional.

Comentaré los resultados de esta implementación en este espacio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s