“Entrevista a Roberto Ampuero”

Transcribo, in extenso, la última entrada del blog del excelente profesor Benedicto González Vargas, la cual incluye una entrevista interesantísima:

En la Revista Ventanal Nº 105 aparece una interesante entrevista al escritor chileno Roberto Ampuero, la que transcribo in extenso para que podamos conocerla y comentarla:

“¿Quién mató a Cristián Kustermann?” (1993) fue su primera novela. En ella nos presentó a Cayetano Brulé, su famoso y enigmático detective. Y ¿quién es Roberto Ampuero? un porteño (1953) que admiró el proceso revolucionario cubano por dentro para luego desencantarse completamente del mismo (“Nuestros años verde olivo”), que vivió el autoexilio en Alemania, que hoy hace clases en la Universidad de Iowa, que en 2008 lanzó “El caso Neruda”, que cree que los rígidos muros entre la derecha y la izquierda son cosa del pasado y que el futuro tiene mucho que ver con la libertad, las oportunidades y ¡por cierto! con la pasión por la literatura. Según él, ese amor por la lectura “contribuye a ampliar nuestras capacidades de comprensión intelectual y, sobre todo, bien conducida por el maestro, genera imaginación y produce placer”.

 

¿Qué medidas tomaría para fomentar la pasión por la lectura entre sus alumnos?

Buscaría textos buenos y realmente atractivos para ellos. ¿Por qué el aprendizaje debe ser algo pedregoso y pesado y no puede ser entretenido y estimulante? ¿Por qué creemos a veces que lo culto siempre tiene que ser aburrido? Se trata de educar para toda la vida, no de cumplir un programa anual del cual los alumnos no quieran acordarse más. Se trata que la lectura quede en la memoria del escolar como experiencia grata.

¿Cómo fue su formación básica? ¿Hace la diferemcia un buen profesor?

Asistí al Colegio Alemán de Valparaíso, con profesores alemanes, donde leíamos en español y alemán. Me marcó mucho en los primeros años un profesor chileno, de apellido Monardes, que alimentaba nuestra curiosidad antes de hacernos leer un cuento. En su introducción, que nos permitía situar lo que íbamos a hacer en nuestras vidas, radicaba gran parte de su éxito. ¡Claro que un buen profesor hace toda la diferencia!

5 libros de literatura universal y 5 autores nacionales de todos los tiempos que recomendaría que leyeran todos los profesores de Chile.

Corazón, de Edmundo de Amicis; La Odisea; el primer Harry Potter, de Rowling; Crimen y Castigo, de Fedor Dostoiewsky; La montaña mágica, de Thomas Mann. Y en cuanto a los nuestros, me parecen imperdibles Pablo Neruda, Alberto Blest Gana, María Luisa Bombal, Manuel Rojas y Francisco Coloane.

¿Cree que en Chile se lee más, menos o igual que antes? ¿por qué?

Proporcionalmente se lee menos que antes. No hay que olvidar que la lectura debe competir hoy con el cine, la TV, internet, los DVD y juegos electrónicos. Otra razón se encuentra en el elevado precio de los libros. Faltan también iniciativas que hagan más fácil la lectura a través de bibliotecas modernas, flexibles y móviles. También se necesita una cultura de acercamiento entre librerías y lectores, así como una relación estrecha entre autores y escuelas. ¿Cuántos estudiantes han recibido en su curso la visita de un escritor o escritora, que hable de igual a igual con ellos? Una cosa es clara: si no leemos y no debatimos sobre lecturas se irá empobreciento más y más nuestra expresión oral y escrita, lo que perjudica nuestra personalidad, nuestras posibilidades de trabajo, nuestros sitios de encuentro público y nuestra identidad nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s