Oyente

Recién el día de ayer, la directora del departamento de Matemáticas y de Ciencias en la institución donde laboro, y que es mi jefa directa, me comunicó que se enfocaría más al trabajo administrativo y que por ello debía prepararme para impartir sus clases, que son los cursos de Física (llamados Energía y movimiento y Aplicaciones de la física en ciencias e ingeniería).

Por ello, se me ha solicitado que la observe en el curso de Energia y movimiento que es el curso de física que se está impartiendo en este verano, para poder beneficiarme de su gran experiencia en la impartición de estas clases.

Dado que abrí este espacio para reflexionar acerca de mi práctica docente, comparto mis observaciones, hasta ahora, de las clases de física a las que he asistido, además de algunos consejos que me ha compartido mi directora. Espero que los lectores de esta entrada se beneficien, como yo, de estos consejos:

1. Repasar la solución de las preguntas donde hubo un porcentaje mayor de error en los exámenes antes de entregarlos cuando se da retroalimentación a los estudiantes.

2. No dictarles conceptos (velocidad, aceleración, fuerza normal o natural, etc.), al menos, no de manera muy técnica. Ello no favorece la comprensión de los estudiantes en la materia. Más bien, en las explicaciones de dichos conceptos, hacer uso de ejemplos relacionados con la vida cotidiana de los estudiantes.

3. Tratar, por todos los medios posibles, de llevar hojas blancas o recicladas o de cuadros, a los estudiantes para que presenten sus exámenes. Nunca pedirles que saquen hojas de su cuaderno, ya que algún estudiante puede sacar una hoja con alguna anotación con información del examen (por ejemplo, fórmulas), ocasionándole problemas al profesor.

4. Repasar con los estudiantes preguntas teóricas o conceptuales en clase comentando ejemplos sencillos para evitar errores en su comprensión y en los exámenes. Sobre todo al inicio de un tema. Esto se va perfeccionando con la experiencia en las clases.

5. Dejar bien claro en la instrucciones en los exámenes, y comentarlo con los estudiantes, la forma de evaluar para que les quede bien claro y evitar reclamaciones después.

6. En las ecuaciones que se obtienen durante la solución de algún problema, nunca escribir las unidades de las cantidades físicas, ya que se pueden confundir con alguna variable en las ecuaciones y entonces los estudiantes pueden cometer errores.

7. En los cursos de verano, las clases tienen una duración de 3 horas, con un descanso de 15 min. a la hora y media de clase. Si se está trabajando con un ejercicio, se deja salir sólo a aquellos que lo hayan terminado, los que no, se quedan hasta que terminen. De esta manera, el profesor puede concentrarse en los alumnos que aún no han terminado porque no han comprendido los conceptos. Durante el semestre, las clases tienen una diracion de 50 min., tal vez se podría hacer lo mismo al término de los 50 min. y ayudar a los alumnos que no hayan terminado por alguna dificultad con los problemas.

8. Las explicaciones son mucho más sencillas que las de un libro de texto, creo que eso es útil para los estudiantes de preparatoria. Esto también es producto de la experiencia, además, claro, del propio estudio del profesor.

Estas son algunas de las prácticas que deberé estar implementando en mi propia labor docente en los años venideros, además, claro, de las que ya había comentado antes aquí y aquí. Estaré compartiendo más observaciones y reflexionando al respecto en este espacio. Supongo que surgirá una serie en entradas acerca del tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s