C. S. Lewis y los libros antiguos

C. S. Lewis es mi escritor favorito. Como profesor de literatura clásica de Oxford y Cambridge, era un experto en la materia.

Acerca de los libros antiguos, C. S. Lewis escribió:

Así he encontrado como profesor de Literatura Inglesa que si el estudiante promedio quiere saber algo sobre el platonismo, la última cosa que él piensa es tomar una traducción de Platón de la estantería de la biblioteca y leer el Simposio. Prefiere leer un monótono libro moderno diez veces más extenso, todo acerca de “ismos” y las influencias y sólo una vez en doce páginas diciéndole lo que Platón dijo realmente. El error es más bien afable, ya que nace de la humildad. El estudiante tiene un poco de miedo de encontrarse con uno de los grandes filósofos cara a cara. No se siente preparado y piensa que no lo entenderá. Pero si él supiera, el gran hombre, sólo por su grandeza, es mucho más inteligible que el comentarista moderno. El estudiante más simple será capaz de entender, si no todo, pero muchísimo de lo que dijo Platón, pero casi nadie puede entender algunos libros modernos sobre el platonismo. Por lo tanto, siempre ha sido uno de mis principales esfuerzos como profesor de persuadir a los jóvenes que el conocimiento de primera mano no sólo es el que vale más la pena en adquirir que los conocimientos de segunda mano, sino que suele ser mucho más fácil y más agradable el adquirirlo.

Y continúa diciendo:

Cada época tiene su propia perspectiva. Es especialmente bueno para ver ciertas verdades y especialmente propenso para cometer ciertos errores. Todos, por lo tanto, necesitamos los libros que nos ayuden a corregir los errores característicos de nuestra época. Y esos son los libros antiguos.

Así, pienso seguir su consejo y leer los libros antiguos, intercalados con alguno moderno. Por lo pronto, estos son los que pienso adquirir:

1. Sir Gawain y el caballero verde, Anónimo.

2. La amistad: un privilegio de los hombre buenos, de Cicerón.

3. La muerte del rey Arturo, Anónimo.

4. De la naturaleza, de Lucrecio.

5. Amadís de Gaula, Anónimo.

6. La columna de hierro: Cicerón y el esplendor del imperio romano, de Taylor Caldwell.

7. Anales, de Tácito.

8. Discursos, de Demóstenes.

9. Comentarios de las guerras galias, de Julio César.

10. Acerca de la vejez, de Cicerón.

Por supuesto, se aceptan comentarios a esta lista. ¿Algún libro antiguo que pueda añadir a la lista?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s