Archivo de la categoría: clases

Doceri

Hace poco, intercambiando ideas y experiencias con otros dos excelentes profesores entusiastas de la implementación de la tecnología para el aprendizaje efectivo, nos pusimos a platicar acerca de la apps que teníamos en nuestros dispositivos móviles (iPad y iPod). Una profesora me recomendó, entre otras, la app Doceri, así que la instalé en mi iPad.

No fue sino hasta después de unas semanas, que tuve un par de horas disponibles para revisar las apps, que abrí la app Doceri en mi iPad. Doceri es una app bastante multifuncional: funciona como control remoto al proyectar la pantalla de la computadora tal cual en el iPad y controlar la máquina desde el dispositivo. Además, ya sea usando sólo el dispositivo o haciéndolo junto con la computadora, funciona de manera similar al software Notebook de Smartboard, posibilitando al usuario crear transparencias con anotaciones escribiendo a mano alzada (con el dedo, sobre el iPad) con distintos colores y estilos de líneas, además de poder crear figuras geométricas con otras herramientas y también poder importar e insertar imágenes o fotos. Por si esto fuera poco, se pueden compartir dichas filminas, en conjunto o individualmente a través del correo, Twitter o Facebook. Y lo mejor de todo, permite grabar en video el trabajo que se va realizando al crear las transparencias y compartirlo en las redes sociales antes mencionadas, además de YouTube.

Como les digo a los profesores de mi escuela: esta app ha dejado completamente atrás a los Pizarrones Electrónicos Interactivos. Es el Pizarrón Electrónico en el iPad y, además, ¡es gratis!

A continuación presento algunos ejemplos de cómo he usado esta app.

1)      Ya antes había publicado en este espacio la idea del profesor Jonathan Claydon acerca de cómo creaba anotaciones para sus alumnos usando un escáner para facilitarle la tarea. Con Doceri, esto es mucho más fácil. Desde el iPad se puede escribir directamente con el dedo (o con una stylus) lo que se quiera y compartirlo por cualquier medio. Esto lo hacía yo para incluirle a los alumnos las respuestas a los problemas de tarea y eliminaba la necesidad de usar tanto los editores de ecuaciones o el escáner.

HW 11- Answers

2)      Puedo usar la app de la manera antes mencionada y escribir las soluciones de las evaluaciones para los alumnos, para que ellos puedan revisarlas. Puedo guardar las imágenes o los archivos PDF y publicarlos en Slideshare, para después insertar las presentaciones en la página web de mis cursos.

3)      Otro uso, de los que más me gustan, es el usar la app junto con la laptop conectada al proyector digital. De esta manera controlo la laptop, abro mis presentaciones en Powerpoint y puedo escribir anotaciones, soluciones a los problemas, explicando los problemas y dando la clase, desde el iPad. Esto me permite moverme por todo el salón, interactuando más con los alumnos.

887501_152870081539766_728974984_o 549389_151750844985023_578440972_n

4)      Otra posibilidad de uso, y la que más me ha gustado, es que, con el mismo arreglo mencionado en el punto anterior, puedo grabar lo que voy escribiendo y diciendo en un video que puedo compartir en las redes sociales. Esto lo he hecho para dar asesorías a los alumnos, los cuales ya hasta me exigen que imparta asesorías y les comparta los videos.

Captura

5)      El uso de Doceri mencionado en el punto anterior abre las posibilidades para el Flipped Classroom, que ya he mencionado en este espacio. Me parece que necesito planear bien y con tiempo las clases para poder implementar el Flipped Classroom como se debe.

En fin, espero que esta publicación inspire a todos los profesores que deseen innovar con tecnología en su práctica docente para lograr el aprendizaje efectivo en los alumnos, sea cual sea la materia que impartan. Claro, si es que no ya hacen uso de esta app 😉

En acción

Buscando recursos para mis clases acerca  del tema de Límites, me encontré, en el librito mostrado arriba, con este problema:

En acción.

Con un cordón de 1 metro, forma un rectángulo con la mayor área posible.

Para resolver el problema, sigue las indicaciones:

1. Elabora un dibujo que represente la situación. Anota los datos conocidos y marca como x a la base del rectángulo

2. Encuentra la altura como función de la base del rectángulo. Sugerencia: Utiliza la fórmula del perímetro de un rectángulo y el valor dado del perímetro, en el problema.

3. Escribe el área (A) como una función de la base del rectángulo y simplifica la expresión obtenida.

4. Calcula el límite \displaystyle\lim_{h \to\ 0}{\frac{A(x+h)-A(x)}{h}}

5. Iguala a cero la expresión obtenida y resuelve la ecuación.

6. Usando un graficador, traza la gráfica de A.

7. Marca en la gráfica correspondiente el valor de x obtenido en el paso 5. ¿Qué tiene de particular dicho punto? ¡Ya puedes construir tu rectángulo!

Me pareció un buen problema, ya que parte de una pregunta simple, un problema que puede ser explorado en base a la experimentación, a prueba y error, donde se requiere de matemáticas básicas al principio (punto 1) y de que los estudiantes manipulen objetos con sus manos.

Pensé que podría adaptarlo al estilo de Dan Meyer. Por lo que hice que se reunieran en equipos para trabajar en este problema. La clase anterior les pedí que trajeran a clase dos cosas: 1) Una cinta métrica, y 2) una laptop. Decidí no complicarme la vida y formé equipos de trabajo, al final de la clase anterior, basándome en la lista de alumnos de cada grupo. Algunos no quedaron muy contentos, pero así es en el mundo real, ¿no?

Ya en la clase, les pedí que se levantaran de sus lugares y se reunieran en los equipos formados. Acomodé mesas para que trabajaran, pero sin sillas. Tal vez eso los mantendría más despiertos.

Proyecté cada uno de los pasos en Keynote, para que ellos vieran qué era lo que tenían que hacer en cada paso.

La cinta métrica serviría para construir sus rectángulos:

Para el punto 6, les pedí que, en sus laptops, hicieran la gráfica de la función y respondieran las preguntas observando el resultado.

Observaciones.

Los estudiantes rápidamente encontraron las domensiones en las que el área del rectángulo es mayor (25 cm x 25 cm). Tendría que modificarse el punto 1 para que incluya un poco más de exploración, cuestionamiento y reflexión. O tal vez mis estudiantes ya poseen cierta habilidad matemática (son alumnos de quinto semestre de preparatoria) y podría usarse otro problema para esta actividad.

A partir del punto 4, “perdí” a muchos de mis estudiantes. A muchos les pareció difícil y perdieron el interés, aunque con algunos sucedió lo contrario. Prestaron más atención. Lamentablemente, fue la minoría. Creo que a la gran mayoría, si bien les pudo parecer complicado, prestaron atención a la explicación que les dí.

En resumen, creo que esta actividad tiene mucho potencial. Creo que debo modificarla un poco para crear mayor interés en los estudiantes.

Espero que a alguien le sirva esta actividad para implementarla o modificarla y comente en este espacio sus resultados.

Pregunté a mis estudiantes por retroalimentación, pero fue difícil hacer que opinaran, que dijeran algo. Esto me preocupa, en el sentido de que pienso que, tal vez por ser amables, no me dijeran que esta actividad estuvo horrible.

Sin embargo, uno de mis estudiantes, de esos que son aplicados, respetuosos, que rápidamente entienden los temas de matemáticas, que quieren aprender más, en fin, un alumno que todo profesor quisiera tener, me había dicho, antes de iniciar la clase, que tenía sueño por haberse desvelado estudiando y que temía dormirse en clase. Al final de la clase me dijo que la actividad había hecho que se le quitara el sueño, ya que despertó su interés.

Me quedo con esto último 😉

 

Actualización.

Aquí está el keynote de la clase con la actividad:

Límites infinitos

Comparto una actividad que apliqué recientemente en mi curso de Cálculo diferencial. El objetivo era introducir a los estudiantes al tema de Límites infinitos.

La idea de hacer una hoja de trabajo la tomé del excelente profesor Sam Shah, el cual usa este tipo de hojas (worksheets) de manera frecuente en sus clases.

Aquí está el documento:

Quise que mis estudiantes hicieran uso de sus laptops, específicamente, de los graficadores, para ver el comportamiento de las funciones que se presentan en este documento, alrededor de los valores dados de x.

El uso de la tecnología es sólo un medio para que mis estudiantes puedan visualizar lo que estaba pasando, que contestaran preguntas que los hiciera pensar un poquito. Creo que esta es la mejor manera de hacer uso de la tecnología.

Creo que con muchos de mis estudiantes conseguí lo anterior. Sin embargo, creo que en otros, no. Tal vez podría pensar que la culpa es de ellos, que tengo alumnos que de por sí son desinteresados o apáticos y que no importa cuál sea la actividad que ponga, nunca estarán dispuestos a realizarla o a trabajar o a esforzarse un poco más para alcanzar el objetivo, y tal vez tenga razón.

Pero también creo que puedo mejorar y alcanzar, al menos, a algunos de estos estudiantes. Estoy seguro que esta hoja de trabajo puede mejorar bastante para hacer que los estudiantes se interesen más o piensen más. Espero conseguirlo con la práctica.

Cualquier sugerencia para mejorar es bienvenida, por supuesto 😉

Sacándole provecho a la tecnología (como debe ser)

Finalmente he formalizado la práctica que copié del excelente profesor Darren Kuropatwa: usar blogs en mis clases.

A pesar de que ya había usado blogs en algunas de mis clases, especialmente en mis cursos durante los veranos, en realidad sólo los usaba para publicar cierto contenido de mis cursos, como avisos, tareas, ejercicios, algún video de ayuda o chistoso, etc. No aprovechaba todo el potencial de esta herramienta tecnológica, como sí lo hizo el prof. Kuropatwa.

Todo inició cuando una maestra en mi escuela me invitó a dar una micro-presentación (de 10 min.) acerca de cómo usaba el pizarrón interactivo Smartboard en mis clases. A eso le añadí el uso que hice de los blogs y cómo quería usarlos para poder aprovechar todo su potencial, que es como el prof. Kuropatwa los había usado. Para ver todo lo relacionado con mi presentación y cómo pienso usar los blogs, pueden ver esta entrada que publiqué antes en este espacio.

Le comenté a la maestra que me hizo la invitación a presentar mi trabajo y también a mi director de departamento cómo pensaba usar los blogs en mis clases. Los profesores se mostraron entusiasmados con la idea. También una maestra de matemáticas que vió mi presentación. Así, este semestre hemos iniciado la implementación de esta tecnología en nuestra práctica docente.

En un fin de semana en que nos reunimos para diseñar la implementación, modificamos un poco la práctica del prof. Kuropatwa. Originalmente, el prof. Kuroptawa elige un voluntario para la primera publicación en el blog de todo lo que sucedió en la clase, y ese alumno elige al siguiente escriba, como se hacen llamar, que realizará la siguiente publicación. Nosotros decidimos que el alumno a cargo de la publicación del día sería elegido al azar, usando Excel, al final de la clase, de tal manera que todos debían estar atentos, ya que no sabían quién sería elegido para publicar en el blog.

También, para que los alumnos estuvieran motivados a publicar en el blog, y que dichas publicaciones fueran de calidad, debíamos asignarles cierto porcentaje de la calificación del curso. Algunos alumnos, tristemente, necesitan que una actividad esté relacionada directamente con su calificación para que la tomen en serio. Así, la calificación de cada publicación en el blog representa el 50% de la calificación del alumno en un examen rápido (la calificación de un alumno en los cursos de matemáticas se divide en tres periodos parciales y un examen final. En cada periodo parcial se consideran tareas, actividades colaborativas, ejercicios, exámenes rápidos y el examen de ese periodo parcial).

Los criterios con los que decidimos evaluar las publicaciones de los alumnos están contenidos en la siguiente rúbrica de evaluación:

Borrador

Versión final

Además, el alumno con la mejor publicación de cada periodo parcial, sería premiado con 5 puntos extra en el examen del periodo parcial correspondiente.
Las clases han empezado y también las publicaciones de mis alumnos en los blogs (tengo 5 grupos este semestre, cada uno cuenta con su propio blog), el cual se acordó que estaría dentro de las páginas de nuestros cursos en la plataforma tecnológica Blackboard.

Han habido cosas que me han gustado y otras que no. Lo que me ha gustado es que ha habido alumnos que han hecho excelentes publicaciones, incluyendo imágenes, presentaciones, videos, buenos resúmenes de clase, buenos comentarios y observaciones. Lo que no me ha gustado es que ha habido alumnos que aún no han tomado esto en serio, han hecho publicaciones pobres, y también algunos ven el hacer publicaciones en el blog como algo malo, como trabajo extra (que sí lo es, pero lo ven como castigo), a pesar de que afecta directamente en su calificación. Tal vez cuando vean cómo su calificación es afectada, empiecen a tomarlo en serio.

Espero cosechar los mismo frutos que el prof. Kuropatwa, que los alumnos se esfuercen por que su trabajo luzca, que hagan suyo el blog de clase, que lo usen extensivamente para comunicarse entre ellos, para crear comunidad, que lo vean como una oportunidad para aprender más y transmitir ese conocimiento. ¿Alcanzaré a lograr esto? Espero que sí 🙂

Tengo 10 minutos – el slidecast

De hecho, el slidecast es de 17:18.

Siguiendo el ejemplo del profesor Kuropatwa, está disponible mi keynote íntegro del día de hoy en mi escuela. Espero que vengan muchos más.

Por ello, trabajaré intensamente innovando. Pero como dicen en las redes sociales: Challenge Accepted! 😉

 

Update:

Agh. Hasta ahorita vengo cayendo en la cuenta de que puse “agosto” cuando debió haber dicho “julio”. Ups xD