Archivo de la categoría: ipad

Flipped Learning Open Course

En 2008 empecé a usar el Pizarrón Electrónico Interactivo en mis clases. Me animé gracias al ejemplo de un profesor que lo usaba en todas sus clases y me mostró todo lo que se podía hacer con él: abrir imágenes y diagramas y proyectarlos a los alumnos, dibujar sobre ellas, interactuar con páginas web tocando la superficie del pizarrón, hacer que los alumnos participaran más, guardar y compartir todas las anotaciones y hasta grabar audio y video de todo lo que se hiciera con la herramienta.

Esta última parte fue la que más llamó mi atención. Dicho profesor grababa pequeños clips con el Pizarrón Electrónico y con la ayuda de Windows Media Player con explicaciones de algún ejemplo de sus cursos para sus alumnos. De esta manera, los alumnos podían ver el video las veces que fuera necesario hasta que comprendieran bien el tema.

Yo quise hacer lo mismo y, con el Pizarrón Electrónico, un micrófono, mi laptop y Windows Media Player, grabé este video:

La intención era que los alumnos pudieran ver el video, pausarlo, regresarlo, reproducirlos las veces que fuera necesario hasta que se comprendiera bien el tema. Aunque hora que veo este video, creo que nadie puede comprender el tema con él.

Dejé de hacer estos videos con el Pizarrón Electrónico, ya que me tomaba demasiado tiempo. Para hacer el video de arriba, invertí toda una tarde.

Pasado el tiempo, me encontré el siguiente video. Este fue mi primer encuentro con el flipped classroom:

Esto me animó a seguir haciendo videos. Además, la tecnología había avanzado mucho ya y me había comprado mi iPad. Platicando con otros profesores e intercambiando apps, descargué la app Doceri. Esta app, además de ser un control remoto para mi laptop, funciona como un Pizarrón Electrónico: se puede escribir sobre la pantalla de la computadora, se guarda el trabajo y se comparte y se puede grabar audio y video y compartirlo en las redes sociales. Así, me decidí a implementar el flipped classroom.

El flipped classroom es definido por Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos referentes del tema, en su libro Flip Your Classroom, como:

 Lo que es hecho tradicionalmente en clase, es ahora hecho en casa, y lo que tradicionalmente se hacía como tarea ahora se completa en clase.

Así, hice varios videos con explicaciones y ejemplos de los temas, para que los alumnos vieran en casa y, en el aula, trabajábamos con muchos ejercicios.

Esta técnica en mi trabajo docente tuvo aspectos positivos y negativos. El lado positivo fue que muchos alumnos aprovecharon los videos y les sirvió bastante para comprender el tema. Comparto un tuit de una alumna:

Captura

El lado negativo fue que muchos alumnos se quejaron de que yo “ya no daba clase” y sólo les “dejaba ver videos”. Además, muchos alumnos llegaban a clase sin ver estos videos.

Por estas y otras causas, dejé de usar el flipped classroom y sólo grababa los videos de mis asesorías para que los alumnos que no podían asistir a esas sesiones, tuvieran disponible el material. Esto tuvo mucha aceptación. Los alumnos de verdad aprovecharon estos videos de asesorías y hasta les gustaban. Después, siempre me preguntaban si iba yo a grabar las asesorías.

Menciono esto, porque este semestre he decidido tomar el curso de flipped classroom llamado Flipped Learning Open Course, impartido por el profesor Ken Bauer.

De dicho curso, espero poder aprender más acerca de cómo implementar efectivamente el flipped classroom y, lo que más me interesa, hacer que los alumnos vean los videos.

Anuncios

Opener, Dan Meyer style

Ya antes había publicado en esta entrada una foto que tomé con la app 360 Panorama con mi iPad.

Justo en este momento, se me ocurrió que, si uso en mis clases “openers” al estilo del excelente profesor Dan Meyer, podría incluir una foto tomada en las instalaciones de mi escuela con esta app. Por ejemplo, la siguiente:

424211_10151180757051834_1647761071_n

Y preguntar a los alumnos “¿Desde dónde tomé esta foto?”, o “¿Dónde estoy?”

Por supuesto, sólo formaría parte del “opener”, la pregunta, sin relación alguna con matemáticas, que después de algunos ejercicios el maestro Meyer acostumbra incluir.

Doceri

Hace poco, intercambiando ideas y experiencias con otros dos excelentes profesores entusiastas de la implementación de la tecnología para el aprendizaje efectivo, nos pusimos a platicar acerca de la apps que teníamos en nuestros dispositivos móviles (iPad y iPod). Una profesora me recomendó, entre otras, la app Doceri, así que la instalé en mi iPad.

No fue sino hasta después de unas semanas, que tuve un par de horas disponibles para revisar las apps, que abrí la app Doceri en mi iPad. Doceri es una app bastante multifuncional: funciona como control remoto al proyectar la pantalla de la computadora tal cual en el iPad y controlar la máquina desde el dispositivo. Además, ya sea usando sólo el dispositivo o haciéndolo junto con la computadora, funciona de manera similar al software Notebook de Smartboard, posibilitando al usuario crear transparencias con anotaciones escribiendo a mano alzada (con el dedo, sobre el iPad) con distintos colores y estilos de líneas, además de poder crear figuras geométricas con otras herramientas y también poder importar e insertar imágenes o fotos. Por si esto fuera poco, se pueden compartir dichas filminas, en conjunto o individualmente a través del correo, Twitter o Facebook. Y lo mejor de todo, permite grabar en video el trabajo que se va realizando al crear las transparencias y compartirlo en las redes sociales antes mencionadas, además de YouTube.

Como les digo a los profesores de mi escuela: esta app ha dejado completamente atrás a los Pizarrones Electrónicos Interactivos. Es el Pizarrón Electrónico en el iPad y, además, ¡es gratis!

A continuación presento algunos ejemplos de cómo he usado esta app.

1)      Ya antes había publicado en este espacio la idea del profesor Jonathan Claydon acerca de cómo creaba anotaciones para sus alumnos usando un escáner para facilitarle la tarea. Con Doceri, esto es mucho más fácil. Desde el iPad se puede escribir directamente con el dedo (o con una stylus) lo que se quiera y compartirlo por cualquier medio. Esto lo hacía yo para incluirle a los alumnos las respuestas a los problemas de tarea y eliminaba la necesidad de usar tanto los editores de ecuaciones o el escáner.

HW 11- Answers

2)      Puedo usar la app de la manera antes mencionada y escribir las soluciones de las evaluaciones para los alumnos, para que ellos puedan revisarlas. Puedo guardar las imágenes o los archivos PDF y publicarlos en Slideshare, para después insertar las presentaciones en la página web de mis cursos.

3)      Otro uso, de los que más me gustan, es el usar la app junto con la laptop conectada al proyector digital. De esta manera controlo la laptop, abro mis presentaciones en Powerpoint y puedo escribir anotaciones, soluciones a los problemas, explicando los problemas y dando la clase, desde el iPad. Esto me permite moverme por todo el salón, interactuando más con los alumnos.

887501_152870081539766_728974984_o 549389_151750844985023_578440972_n

4)      Otra posibilidad de uso, y la que más me ha gustado, es que, con el mismo arreglo mencionado en el punto anterior, puedo grabar lo que voy escribiendo y diciendo en un video que puedo compartir en las redes sociales. Esto lo he hecho para dar asesorías a los alumnos, los cuales ya hasta me exigen que imparta asesorías y les comparta los videos.

Captura

5)      El uso de Doceri mencionado en el punto anterior abre las posibilidades para el Flipped Classroom, que ya he mencionado en este espacio. Me parece que necesito planear bien y con tiempo las clases para poder implementar el Flipped Classroom como se debe.

En fin, espero que esta publicación inspire a todos los profesores que deseen innovar con tecnología en su práctica docente para lograr el aprendizaje efectivo en los alumnos, sea cual sea la materia que impartan. Claro, si es que no ya hacen uso de esta app 😉

Flujo de trabajo: Scanners

No hace mucho encontré el excelente blog del profesor Jonathan Claydon, Infinite Sums.

El profesor Claydon, profesor de matemáticas, publica excelentes ideas acerca del uso de la tecnología, especialmente equipo Apple, para la enseñanza de las matemáticas.

La última publicación que llamó especialmente mi atención de este profesor tiene que ver acerca del uso del scanner, en la labor diaria docente.

El profesor Claydon propone hacerse de un scanner y así ahorrar tiempo escribiendo a mano y escaneando la hojas, en lugar de escribir en Word (u otro procesador de texto).

El profesor Claydon nos muestra un ejemplo. Es una página con notas que preparó para sus alumnos:

tanx

Ciertamente, pienso que ahorró bastante tiempo al hacer estas notas a mano que escribir el texto en Word (o Pages), usar software graficador, colocar las anotaciones pertinentes sobre las gráficas, editar las ecuaciones, etc.

El profesor Claydon nos anima a adquirir un scanner, ya que, según nos dice, son baratos. Yo tuve la bendición de recibir uno como regalo.

Creo que esta forma de usar esta herramientano no es una mala idea. Para nada. Como dice el profesor Claydon, nos lo debemos.

Yo agregaría que, en lugar de un scanner, podemos usar la cámara fotográfica de un celular, un iPod, iPad o el dispositivo con el que se cuente para tomar fotos de la notas escritas a mano, lo cual ahorraría más tiempo todavía. La foto se puede enviar luego a una cuenta de correo para poder descargarla a nuestras computadoras u otro dispositivo. Incluso, de esta manera se tiene la posibilidad de capturar sólo una porción, la que se desee, de la página escrita.

Los invito a reflexionar acerca del tema y comentarlo.

Sacándole provecho a la tecnología (como debe ser)

Finalmente he formalizado la práctica que copié del excelente profesor Darren Kuropatwa: usar blogs en mis clases.

A pesar de que ya había usado blogs en algunas de mis clases, especialmente en mis cursos durante los veranos, en realidad sólo los usaba para publicar cierto contenido de mis cursos, como avisos, tareas, ejercicios, algún video de ayuda o chistoso, etc. No aprovechaba todo el potencial de esta herramienta tecnológica, como sí lo hizo el prof. Kuropatwa.

Todo inició cuando una maestra en mi escuela me invitó a dar una micro-presentación (de 10 min.) acerca de cómo usaba el pizarrón interactivo Smartboard en mis clases. A eso le añadí el uso que hice de los blogs y cómo quería usarlos para poder aprovechar todo su potencial, que es como el prof. Kuropatwa los había usado. Para ver todo lo relacionado con mi presentación y cómo pienso usar los blogs, pueden ver esta entrada que publiqué antes en este espacio.

Le comenté a la maestra que me hizo la invitación a presentar mi trabajo y también a mi director de departamento cómo pensaba usar los blogs en mis clases. Los profesores se mostraron entusiasmados con la idea. También una maestra de matemáticas que vió mi presentación. Así, este semestre hemos iniciado la implementación de esta tecnología en nuestra práctica docente.

En un fin de semana en que nos reunimos para diseñar la implementación, modificamos un poco la práctica del prof. Kuropatwa. Originalmente, el prof. Kuroptawa elige un voluntario para la primera publicación en el blog de todo lo que sucedió en la clase, y ese alumno elige al siguiente escriba, como se hacen llamar, que realizará la siguiente publicación. Nosotros decidimos que el alumno a cargo de la publicación del día sería elegido al azar, usando Excel, al final de la clase, de tal manera que todos debían estar atentos, ya que no sabían quién sería elegido para publicar en el blog.

También, para que los alumnos estuvieran motivados a publicar en el blog, y que dichas publicaciones fueran de calidad, debíamos asignarles cierto porcentaje de la calificación del curso. Algunos alumnos, tristemente, necesitan que una actividad esté relacionada directamente con su calificación para que la tomen en serio. Así, la calificación de cada publicación en el blog representa el 50% de la calificación del alumno en un examen rápido (la calificación de un alumno en los cursos de matemáticas se divide en tres periodos parciales y un examen final. En cada periodo parcial se consideran tareas, actividades colaborativas, ejercicios, exámenes rápidos y el examen de ese periodo parcial).

Los criterios con los que decidimos evaluar las publicaciones de los alumnos están contenidos en la siguiente rúbrica de evaluación:

Borrador

Versión final

Además, el alumno con la mejor publicación de cada periodo parcial, sería premiado con 5 puntos extra en el examen del periodo parcial correspondiente.
Las clases han empezado y también las publicaciones de mis alumnos en los blogs (tengo 5 grupos este semestre, cada uno cuenta con su propio blog), el cual se acordó que estaría dentro de las páginas de nuestros cursos en la plataforma tecnológica Blackboard.

Han habido cosas que me han gustado y otras que no. Lo que me ha gustado es que ha habido alumnos que han hecho excelentes publicaciones, incluyendo imágenes, presentaciones, videos, buenos resúmenes de clase, buenos comentarios y observaciones. Lo que no me ha gustado es que ha habido alumnos que aún no han tomado esto en serio, han hecho publicaciones pobres, y también algunos ven el hacer publicaciones en el blog como algo malo, como trabajo extra (que sí lo es, pero lo ven como castigo), a pesar de que afecta directamente en su calificación. Tal vez cuando vean cómo su calificación es afectada, empiecen a tomarlo en serio.

Espero cosechar los mismo frutos que el prof. Kuropatwa, que los alumnos se esfuercen por que su trabajo luzca, que hagan suyo el blog de clase, que lo usen extensivamente para comunicarse entre ellos, para crear comunidad, que lo vean como una oportunidad para aprender más y transmitir ese conocimiento. ¿Alcanzaré a lograr esto? Espero que sí 🙂

Tengo 10 minutos – el slidecast

De hecho, el slidecast es de 17:18.

Siguiendo el ejemplo del profesor Kuropatwa, está disponible mi keynote íntegro del día de hoy en mi escuela. Espero que vengan muchos más.

Por ello, trabajaré intensamente innovando. Pero como dicen en las redes sociales: Challenge Accepted! 😉

 

Update:

Agh. Hasta ahorita vengo cayendo en la cuenta de que puse “agosto” cuando debió haber dicho “julio”. Ups xD