Flipped Learning Open Course

En 2008 empecé a usar el Pizarrón Electrónico Interactivo en mis clases. Me animé gracias al ejemplo de un profesor que lo usaba en todas sus clases y me mostró todo lo que se podía hacer con él: abrir imágenes y diagramas y proyectarlos a los alumnos, dibujar sobre ellas, interactuar con páginas web tocando la superficie del pizarrón, hacer que los alumnos participaran más, guardar y compartir todas las anotaciones y hasta grabar audio y video de todo lo que se hiciera con la herramienta.

Esta última parte fue la que más llamó mi atención. Dicho profesor grababa pequeños clips con el Pizarrón Electrónico y con la ayuda de Windows Media Player con explicaciones de algún ejemplo de sus cursos para sus alumnos. De esta manera, los alumnos podían ver el video las veces que fuera necesario hasta que comprendieran bien el tema.

Yo quise hacer lo mismo y, con el Pizarrón Electrónico, un micrófono, mi laptop y Windows Media Player, grabé este video:

La intención era que los alumnos pudieran ver el video, pausarlo, regresarlo, reproducirlos las veces que fuera necesario hasta que se comprendiera bien el tema. Aunque hora que veo este video, creo que nadie puede comprender el tema con él.

Dejé de hacer estos videos con el Pizarrón Electrónico, ya que me tomaba demasiado tiempo. Para hacer el video de arriba, invertí toda una tarde.

Pasado el tiempo, me encontré el siguiente video. Este fue mi primer encuentro con el flipped classroom:

Esto me animó a seguir haciendo videos. Además, la tecnología había avanzado mucho ya y me había comprado mi iPad. Platicando con otros profesores e intercambiando apps, descargué la app Doceri. Esta app, además de ser un control remoto para mi laptop, funciona como un Pizarrón Electrónico: se puede escribir sobre la pantalla de la computadora, se guarda el trabajo y se comparte y se puede grabar audio y video y compartirlo en las redes sociales. Así, me decidí a implementar el flipped classroom.

El flipped classroom es definido por Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos referentes del tema, en su libro Flip Your Classroom, como:

 Lo que es hecho tradicionalmente en clase, es ahora hecho en casa, y lo que tradicionalmente se hacía como tarea ahora se completa en clase.

Así, hice varios videos con explicaciones y ejemplos de los temas, para que los alumnos vieran en casa y, en el aula, trabajábamos con muchos ejercicios.

Esta técnica en mi trabajo docente tuvo aspectos positivos y negativos. El lado positivo fue que muchos alumnos aprovecharon los videos y les sirvió bastante para comprender el tema. Comparto un tuit de una alumna:

Captura

El lado negativo fue que muchos alumnos se quejaron de que yo “ya no daba clase” y sólo les “dejaba ver videos”. Además, muchos alumnos llegaban a clase sin ver estos videos.

Por estas y otras causas, dejé de usar el flipped classroom y sólo grababa los videos de mis asesorías para que los alumnos que no podían asistir a esas sesiones, tuvieran disponible el material. Esto tuvo mucha aceptación. Los alumnos de verdad aprovecharon estos videos de asesorías y hasta les gustaban. Después, siempre me preguntaban si iba yo a grabar las asesorías.

Menciono esto, porque este semestre he decidido tomar el curso de flipped classroom llamado Flipped Learning Open Course, impartido por el profesor Ken Bauer.

De dicho curso, espero poder aprender más acerca de cómo implementar efectivamente el flipped classroom y, lo que más me interesa, hacer que los alumnos vean los videos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s